Uncharted 4 – Originalidad 0 (Secuelas y sus circunstancias)

Uncharted 4 – Originalidad 0 (Secuelas y sus circunstancias)

Nunca se deja de hablar de secuelas, porque nunca dejan de anunciarse. La cabalgata de reacciones, que van desde el entregado “shut up and take my money!” al más firme “¡basta ya!”, en realidad cubren todos los espectros; aunque, como suele pasar, solo se tienen en cuenta los dos extremos.

El reciente anuncio de la preparación de un nuevo Uncharted a cargo de los afamados Naughty Dog, evidentemente ha despertado esas y más reacciones. Algunos no pueden esperar ya para saber más del nuevo título, mientras otros tuercen el gesto, porque deseaban alguno distinto de los creadores de Crash Bandicoot y Jak & Daxter. Otro de esos eternos debates recurrentes: cuándo es el momento de dejar una saga y encaminarse a algo nuevo. Algo que no es tan sencillo de decidir, y sí de discutir.

¿Cuándo es demasiado?

Uno de los problemas es de percepción. Puede parecer a algunos, y tendrán sus motivos, que ya está bien de Uncharted. Pero, mirando atrás, y con el almanaque en la mano, resulta que la franquicia no es tan antigua como otras mucho más exprimidas. Uncharted tiene solo una generación de vida. Eso sí, el éxito de la saga ha dado tres entregas para una sola consola, y otra más para portátil. Es lo que tiene cualquier ciclo de consolas, que dura al menos sus buenos seis o siete añitos. Y, si se dominan a la larga, como suele ocurrir, las herramientas de desarrollo, se produce un fenómeno proporcional con las sagas de éxito: cuanto más se exprime un hardware cerrado, más se pueden exprimir las franquicias más queridas. No es una justificación, es más bien un argumento causa-efecto. Con Uncharted, se habla de precipitación en el anuncio de la cuarta parte, y del peligro de agotamiento de una excelente saga. O directamente, en vez de tal peligro, que la saga ya está agotada, y a otra cosa.

Si el nuevo Uncharted es una precuela, y muy atrás en el tiempo, a ver cómo se las ingenia el antepasado de Drake para cargarse a veinte mil malos, que suele ser la media en cada juego.

Claro está, en PS3, son tres entregas en unos pocos años, y quien reclama que Naughty Dog apueste por algo distinto en PS4 tiene su parte de razón. Pueden parecer demasiado seguidas esas tres entregas. Es más, hay quien quiere un nuevo Uncharted en PS4, solo que no tan pronto; son estos usuarios los que prefieren que la saga repose un tiempo prudencial y vuelva con más frescura y nuevas ideas. Ideas que, de sacarse una nueva entrega con tanta premura, podrían no incluirse. Evidentemente, este razonable planteamiento chocará de frente con otro planteamiento, mucho más pragmático desde el punto de vista de los negocios: si una saga funciona en una generación, date prisa por hacerla aparecer en la siguiente, que te servirá para convencer a unos cuantos usuarios más para que den el salto.

El recuerdo de Uncharted 3

El caso de Uncharted además es muy sintomático en eso de “exprime la consola, que yo exprimiré las IPs”. En otras ocasiones que hemos abordado las secuelas, hemos citado la significativa evolución que hubo entre el primer y el segundo Uncharted. La segunda parte de las aventuras de Drake se sigue considerando hoy en día como uno de los mejores juegos aparecidos en PS3 durante la vida de la consola. Público y crítica aplaudieron a rabiar la secuela; un éxito arrollador que hizo obligada una tercera entrega, que esta vez no dejó tan buen sabor de boca. Al menos no de forma tan generalizada, no con el consenso de Uncharted 2. Precisamente ese sabor agridulce de Uncharted 3 es el motivo que muchos ponen sobre la mesa para que la cuarta entrega no aparezca, o bien permanezca en un cajón algo más de tiempo.

-¡No queremos otro Uncharted! ¡Queremos una nueva IP!
-Fuera de mi avión.

Cualquier máquina que sale a la venta tiene mucha presión y desafíos que afrontar. PS4 no va a ser menos, y el anuncio de un nuevo Uncharted, aunque no dejara de ser esperado, en cierto modo era necesitado. De hecho, fueron muchos los que advirtieron la falta de noticias y anuncios, en los últimos eventos de videojuegos, por parte de compañías punteras, y una de esas compañías era Naughty Dog. Ahora que por fin tenemos un anuncio, no se pueden contener las reacciones a favor y en contra. Pero no se puede negar que este anuncio es lo que va a ir necesitando cualquier consola en sus primeros meses de vida: juegos que ya sean realidad para demostrar lo que puede hacer una nueva generación, a la vez que una lista de desarrollos, más o menos cercanos, pero con el enganche que dan las firmas de más lustre.

Drake el pirata… El primero

Ahora mismo, poco se sabe del nuevo Uncharted. Ni número en el título, ni subtítulo aclaratorio. Solo un misterioso teaser con una voz en off. Las especulaciones se han disparado, y las apuestas dirigen el nuevo juego hacia una precuela, protagonizada por el pirata Drake. Exacto, piratas, que vuelven a estar de moda. Cómo Naughty Dog resolverá el nuevo escenario, con un protagonista distinto, en lo que se refiere por ejemplo a las incontables escenas shooter de la saga, está por ver. Caso de que sea verdad todo esto, claro. Que es pura especulación, cosa que nos encanta, dicho sea de paso. Si realmente fuera una precuela con el susodicho antepasado de Nathan Drake, podrían cerrarse hilos argumentales como los que se planteaban en la tercera entrega. Aunque, ¿alguien se imagina un Uncharted entero sin Nate?

¿Agotamiento o no?

El hecho de que habrá cuarta parte de Uncharted ha supuesto un golpe para la moral de quienes esperaban algo nuevo de Naughty Dog para la nueva generación. Tampoco deberían perder la esperanza, pero es verdad que habrá nueva dosis de desilusión si Sony Santa Monica, otra de las desarrolladoras a las que siempre se espera, anuncia por ejemplo un nuevo God of War para PS4 en vez de, sí, una nueva IP.

“Esto me viene fatal para los sabañones, y para la reúma ya ni te cuento…”

El supuesto problema de la multitud de secuelas en el videojuego actual se seguirá discutiendo. Puede que tengamos empacho de títulos con números al final, pero no quiere decir que todos sean malos, o que estemos en un momento de pereza generalizada. La misma saga Uncharted, como hemos visto, nació este generación que ahora termina; no solo eso, sino que no fue ni mucho menos la única IP nueva de este generación. Hemos asistido al nacimiento de LittleBigPlanet, Infamous, Resistance y MotorStorm, en el caso de PS3. Es cierto que no todas estas nuevas franquicias han tenido la misma fortuna que Uncharted, y no es menos cierto que han convivido con nuevas entregas de otras que ya existían, como Gran Turismo, Ratchet & Clank o Killzone. Pero al menos se han creado.

Uncharted ha dado horas de diversión, pero puede que todavía dé algunas más, y encima en un nuevo hardware. Y, ya que estamos, podríamos empezar a mirar unas cuantas sagas más, y debatir cuáles tienen alguna bala más en la recámara, y cuáles deberían haberse cerrado hace tiempo.

The following two tabs change content below.
Gaby López
Uno que juega desde tiempos remotos. Alardea de tener mente abierta y de no hacer ascos a nada, pero ama su MSX de formas preocupantes. Bloguerus interruptus en www.fiteblog.wordpress, suelta tonterías inconexas en www.twitter.com/fiteblog y vocaliza de forma paupérrima en www.lahermandadpodcast.com

Los comentarios están cerrados